No somos máquinas

No sé si has tenido el placer de conocernos, pero no somos máquinas.

Somos la azafata que lleva siete horas de pie, en tacones, con una bandeja en sus manos, agarrando con pinzas una sonrisa forzada ante muchos clientes desagradables. Somos la cajera del supermercado, que hace el mismo trabajo una y otra vez, que aguanta a jefes con el ego muy alto y la decencia a niveles mínimos. Somos la teleoperadora que te ha llamado hoy cinco veces porque es su trabajo, y lo único que espera es que le contestes con un poco de educación estés o no interesado. Somos el camarero que trabaja doce horas al día con un contrato de seis, cuyos clientes le llaman como si fuera un perro y se piensan que son las únicas personas que hay en todo el bar.

atencion al cliente

Somos el comercial que lleva cinco horas en la calle, con cinco grados de temperatura, y lo único que necesita es que, al menos, escuches lo que tenga que decir y de no tener tiempo, se lo digas con un poco de cortesía. Somos la dependienta de la tienda, que ve cómo descolocas lo que ella ha colocado mil veces, cómo lo tiras, y no espera que lo dejes como estaba, sólo espera que le hagas el trabajo más sencillo. Somos la niñera, y no puedo aborrecer más ese término, porque somos mucho más: la educadora, la cocinera, la profesora; y es un trabajo “sencillo” al que dedicas muchas horas y te comes la mala educación que los padres le dan a su hijo, y además te miran como si debieras sentirte afortunada por cobrar por algo que haría “cualquiera”. Somos el equipo de limpieza, no hace falta que te molestes en darnos los buenos días, pero por lo menos no ensucies lo que acabamos de limpiar.

Somos personas con sentimientos. Sí, la persona con la que hablas al otro lado del teléfono también puede sentirse dolida si le gritas, si le cuelgas, si le insultas. No, no siempre estamos encantados de atenderles y no, puede que no sea el trabajo de nuestra vida, ¿no se te ha ocurrido pensarlo? Puede que tal vez lo necesitemos, puede que tengamos una familia a la que dar de comer, una carrera que pagarnos, una operación, una casa, un máster. ¿Un máster? Sí, porque sabemos leer y escribir aunque te cueste creerlo. Somos personas formadas, que no hemos encontrado nada más, que no nos han dado la oportunidad, que nos corría prisa, que nos han cerrado muchas puertas en las narices siendo mucho mejor que otros con muchos amigos de amigos dispuestos a hacer favores. Sabemos idiomas, no te molestes.

las personas no somos maquinas

Y, ¿sabes qué es lo mejor de todo? Que puede que acabes siendo tú, tu mujer, tu marido, tu hija preciosa o tu hijo sabelotodo. Tu novia, tu primo, tu madre. No lo sé, ¿sinceramente? Espero que no, y que todos ellos consigan el trabajo que se propongan. Pero no dudes un segundo en que puede que acabes siendo tú, porque la vida da muchas vueltas, y ante los grandes problemas grandes soluciones. Por lo que, cuando asciendas, y cuando subas esa escalera, yo que tú dirigiría una mirada cordial a los que se encuentran un poco más abajo, porque probablemente te los vuelvas a encontrar y lo mejor será que no te guarden rencor.

dificil ser camarera

Porque puede que lo hayas sido tu antes y ya se te ha olvidado. Si tu jefe te trató mal, si tus clientes te trataron mal, si no eras feliz en tu puesto de trabajo y se te hacía cuesta arriba, cuando te encuentres en la cima acuérdate de esos momentos, porque no tiene que ser igual para los demás. Quizás tú puedas hacer algo para cambiarlo.

No somos máquinas, y nos molesta que nos veas así. Que todo se critica hasta que lo sufres en tu propia piel. Estamos haciendo nuestro trabajo, estoy segura de que tú en el tuyo tampoco quieres que te molesten. Si no te caemos bien simplemente por nuestro uniforme, contéstanos con un poco de respeto y lárgate, no queremos ser tus amigos.

ser teleoperadora y camarera

Si quieres, puedes gritarle a tu microondas.

Anuncios

11 thoughts

  1. Gracias por poner tan bien lo que muchos pensamos. Yo trabajo en un banco y no es culpa mía lo que los bancos han hecho a algunas personas, ni es culpa mía que los dueños tengan los sueldos que tienen. Yo estoy ahí para ayudar, con una sonrisa siempre, aunque a veces tenga ganas de mandarlos q todos bien lejos. En serio, mil gracias por estas palabras

  2. “Y, ¿sabes qué es lo mejor de todo? Que puede que acabes siendo tú, tu mujer, tu marido, tu hija preciosa o tu hijo sabelotodo. Tu novia, tu primo, tu madre”…Me quito el sombrero, con esta frase lo has clavado! De que van esos que se creen sobrehumanos, que piensan que están por encima del bien y del mal ellos, sus allegados y descendientes? Todos vamos en el mismo barco! hoy soy yo… mañana podrían ser ellos…Bravo por tu entrada!

  3. En la recepción de un club deportivo de lujo, al que acuden políticos, periodistas y deportistas de élite… imaginaos cómo es de duro ver que vienen a divertirse y aun así te miran con cara de amargura…

  4. Me ha encantado!!! Te animo a que crees una lista o lo sintetices para viralizarlo en redes sociales, o, simplemente para que aquellos que tienen un local público lo puedan descargar, imprimir y colgar en su local…porque justamente a este tipo de “gente” a la que te diriges hay que facilitarles un poquito el trabajo, ya que se miran tanto su ombligo que no son capaces de ver más allá. Felicidades por el post!!

  5. “Somos el camarero que trabaja catorce horas al día con un contrato de seis, cuyos clientes le llaman como si de un perro se tratase y se piensan que son las únicas personas que hay en todo el bar.” de que me sonará eso……. soy camarera y mientras estoy estudiando una carrera… es cierto, hay gente que piensa que estás ahí para servirle exclusivamente a él o ella. Que rabia…! Y lo peor de todo es que debes poner buena cara y tragar… a pesar de eso, por suerte el 80% no es así, son amables, agradables… otros buscan conversación.. ya sabes, muchos confunden la profesión de camarero con la de psicólogo, y ahora he podido comprobarlo. Lo mejor de este trabajo es que la mayoría de las veces aprendes muchísimo de las personas, de las cosas que cuentan, de comentarios que hacen… o simplemente aprendes a tener más paciencia, a ser más amable, a tragarte tu orgullo… o aprendes cualquier cosa nueva cada día, como por ejemplo que “whipped cream” significa nata montada en inglés, o el por qué un islámico no come carne, etc. Es una mierda, sí, y no es el trabajo de tu vida, definitivamente NO, pero siempre hay que ver las cosas desde el lado positivo… más que nada porque si no, no aguantaríamos ni una semana… El trabajo te hace aprender, crecer, madurar, respetar, contener… el trabajo es vida, sin un trabajo no podríamos vivir, pero, por favor, ¿no podrían ser unas condiciones y un sueldo digno? O al menos, un sueldo justo, lo justo para las horas que trabajas y el esfuerzo que haces, y no solo físico si no también mental. Parece ser que no.. que en este mundo eso no existe, pero no importa, seguiré luchando por mis estudios para conseguir un trabajo dentro del campo que a mi me gusta, aunque sea lo más mierda de ese campo, lo prefiero a la mierda de cualquier otro la verdad. Perdona si me he desfogado a través de un comentario tan y tan largo… Me encanta como escribes y las cosas sobre las que escribes, esta entrada ha sido tan y tan genial y con la que me he sentido tan identificada, que esta vez no he podido reprimir mi opinión al respecto. Un beso y a seguir luchando sin perder nunca la positividad!

    1. Muchísimas gracias por dejar tu opinión y todo comentario, por largo que sea, es más que bien recibido.
      Es cierto que encuentras a gente maravillosa tanto delante como detrás de la barra, por eso es frustrante que haya personas que sin tener ni una pizca de educación o amabilidad, son las que más exigen. Mucha suerte con el trabajo y con los estudios, espero que encuentres el trabajo que buscas y que te mereces, y que las cosas empiezen a cambiar para disfrurar de nuestra vida laboral.

      Un abrazo 😉

Comparte macarrones

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s