Pasar página y superar una ruptura

Esto es por todas las personas que están siendo fuertes ahora mismo. Tú, entre otras.

Cuando conociste a esa persona no sabías, no pensabas, no podías llegar a imaginar que pudieras enamorarte de ella. Tú no estabas especialmente interesada, le conociste por casualidad. Tal vez en clase, tal vez por ser amigo de unos amigos. Él estaba siempre pendiente de ti, si algo llegó a gustarte fue su perseverancia. Esos pequeños detalles que tenía contigo sin esperar nada a cambio, y exactamente eso era lo que le dabas. Pero él seguía ahí y, cuando todos esos detalles empezaron a tener peso, cuando te demostró más de lo que lo hacían tantas otras personas, decidiste darle una oportunidad. Sin planes de futuro, sin presiones. Le diste una oportunidad y, no sabes cuándo, no sabes cómo, te enamoraste de él. O de ella.

chica-y-chico-abrazados

Las cosas iban muy bien, la balanza empezó a igualarse y estabais perdidamente enamorados el uno del otro. Estoy segura de que podrías contarme tantas historias que tenéis juntos, tantas aventuras, lugares y experiencias nuevas que compartisteis, que el tiempo no sería suficiente. Estabas encantada. Estabas ilusionado. Los días pasaban.

Creo, que cuando algo se tuerce, cuando algo cambia, nos damos cuenta en ese mismo momento. Cuando algo es diferente a como solía ser, cuando sabes que algo pasa, hay una milésima de segundo en la que tu mente empieza a ir a mil por hora, y tú te quedas quieta, con la respiración entrecortada, con los ojos clavados en algún punto del horizonte que nadie es capaz de acertar. Y me duele imaginarte así, de piedra, con el corazón temblando y la cara ardierdo. Cómo duele, ese preciso momento, en el que te das cuenta de que algo va mal de verdad.

chica-en-la-playa

También creo que una relación es un tira y afloja y que, dependiendo del momento, siempre hay uno que “quiere más” por decirlo de algún modo. Y normalmente, el que empieza estando más pendiente, el que más se lo gana, acaba siendo el que menos lo está. Y no sabes en qué momento tu balanza empezó a desequilibrarse. Dejó de ser un rato tú otro rato yo, y te quedaste con todo el peso de la relación, intentando mantenerla a flote, sujetándola con los dos brazos como quien se asfixia entre dos paredes que se van juntando.

Hasta que te ahogas.

Nada de lo que yo pueda decirte va a consolarte. Ni de lo que te digan tus amigos, tus familiares, tus compañeros, nadie excepto todo lo que pase por tu mente. Cuando una relación se acaba, lo más complicado es pasar página. Mucho me temo, que no tengo la clave para eso. Pero nos da por agarrarnos a clavos ardiendo que no están sujetos a ninguna parte, vamos cayendo, y con cada golpe nos alejamos un poco más del amor que creíamos sentir por esa persona que ya no quiere estar con nosotros. Lo importante es llevarse un buen golpe, uno de esos que te dejan sin habla y no reconoces ni quién es el (o ella) ni qué queda de ti y de lo que fuisteis juntos.

chico-sentado-en-el-rio

Lo importante es dejar atrás la rabia, cuando vas viendo cosas que no te gustan y aprietas los puños con los ojos empapados en lágrimas y las mejillas acaloradas. Me duele imaginarte viendo sus fotos. No las mires. Para qué. No busques explicaciones. Para qué las quieres. Pero deja atrás también el optimismo. Porque se ven cosas que, simplemente, no las hay.

Desde luego, hay muchas parejas que lo arreglan. Si crees que puedes mirarle a los ojos y confiar en él. Si crees que realmente está arrepentido, que te merece que la pena y que los malos días no saldrá todo a la luz: adelante. Pero muchas otras parejas no lo arreglan, porque hay cosas que no se pueden arreglar. Y punto.

chica-andando-por-un-campo

Demuéstrale, y demuéstrame. Por ti, por tu familia, por tus amigos, que eres más fuerte que todo esto. Que eres una persona, lista, guapa, inteligente. Que nadie como tu sabe bailar, que nadie como tú sabe reír. Mantente ocupada. Lee, sal a tomar algo. Pide recomendaciones para ver nuevas películas. Viaja. Que eres única, y el que se lo ha perdido es él. Pasar página no es cuestión de días. Pero podrás con ello y, unos meses después leerás esto y te darás cuenta de que ya no piensas tanto en él, de lo rápido que ha pasado el tiempo y por cómo han cambiado las cosas. Por supuesto, para mejor.

Anuncios

13 thoughts

  1. No puedo estar más de acuerdo contigo. Y tienes razón, cuando algo cambia, nos damos cuenta al momento, el problema es que muchas veces nos lo negamos incluso a nosotros mismos. Alguien que describe tan bien este tipo de sentimientos es porque ha pasado por ellos, y alegra saber y sentir que al final pasa, porque todo es así.
    Besos,

  2. A veces el golpe es tan fuerte que hasta tú te sorprendes de seguir adelante, con la cabeza alta y sonriendo. Pero queda mucho por recorrer y nadie debe provocar que paremos. ¡¡Me gusta tu blog!! Un abrazo

  3. Ya hace dos años y el sentimiento es el mismo. Él mismo tiempo echándolo de menos que con él y nada pasa. Ojalá esto acabe algún día. Ojalá otra vez algo igual o mejor.

  4. Me siento bastante identificado con muchas de las situaciones que describe este artículo.
    Es muy duro mantener contacto cero con una persona que ha sido tu amante, tu mejor amiga, tu confidente…..
    De repente, el día siguiente y todos los que quedan por llegar pasan por estar sin ella, sin saber de ella, olvidando poco a poco su tono de voz, su olor, su sonrisa.

    Es cierto que es una etapa en la que empiezas a conocerte mucho, a escucharte, a aprender de las experiencias que te está aportando todo esto.

    Pero no deja de ser bastante difícil el asumir que esa persona ya no está interesada en ti, que ese equipo que erais se ha separado y que, aunque no sepas cómo ni cuando, dejará de ser tan importante para ti……

    De todo se aprende y de una situación negativa se sacan dos positivas. Si tienes diez motivos que te hacen llorar, busca once que te hagan sonreir.

    1. Muchas gracias por tus palabras, desde luego superar una ruptura es algo complicado, especialmente los primeros meses. El hecho de aceptar y acostumbrarte a que ya no sois un equipo, dejar atrás los hábitos y sobretodo los recuerdos, es algo muy doloroso.

      Pero como tu bien dices, de todo se aprende, no hay mal que dure cien años ni cuerpo que lo aguante. Un abrazo enorme.

  5. Llevo cinco meses separada. Hace tiempo me di cuenta que ya nada era lo mismo. Buscaba cosas que hacer fuera de casa. Y yo aguantaba porque lo amaba. Lo amo todavía. Es duro oír que ya no esta enamorado de ti cuando tu te desvives por él. Claro que la culpa es de los dos. Es verdad que siempre da uno más que él otro. Son 26 años juntos. Desde muy jóvenes. Pero ahora quiere vivir dice. No puedo pasar página porque no se hacerlo. Ojala lo hiciera y pronto. Porque me estoy muriendo por dentro y a él no le importa nada. El es feliz ahora.

Comparte macarrones

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s