La amiga que desapareció y no sabes por qué

Hay amigos que, como el dinero en tu bolsillo cuando te vas de copas, desaparecen sin dejar rastro. No te explicas el cómo, ni el cuándo, ni el por qué, pero el día menos pensado llega a tus manos una foto de Tuenti. De aquel entonces cuando el Fotolog estaba de moda y barríamos el suelo con los pantalones de campana, y te das cuenta que esa amiga que era tan importante ha desaparecido de tu vida. Y tienes que aceptarlo.

ha dejado de ser mi amiga

Para que no te pille desprevenida y no pases un mal rato, te diré las tres señales inequívocas de que esa amiga va a desaparecer, y no puedes hacer nada para evitarlo. De hecho, no lo intentes, porque sólo hará que te sientas como una auténtica gilipollas.

Primera señal: en tus conversaciones con ella por Whatssap o por Facebook, siempre has sido tú la que le has empezado a hablar. Subes la conversación con el cursor del ratón, la bajas, la subes, la bajas. Efectivamente mis queridos amigos, le ha dado exactamente igual hablar contigo o no. Y eso cansa más que un día de rebajas. Siempre te dices que, bueno, la próxima vez hasta que no te hable ella tú no la vas a hablar. Pero, maldita sea, acabas haciéndolo. Hasta que la palabra clave de toda esta situación se aparece en tus sueños, a lo padre del Rey León en las nubes: escarmienta de una vez, pringada.

amiga ya no me ecribe

Segunda señal: cuando habláis, te contesta como si utilizara las opciones del Whatssap cuando no sabes qué poner de estado. “Estoy en el trabajo”, “en una reunión”, “estoy durmiendo”, “en el cine”. Ya sabes, que te escribe tanto que hay que pararla no sea que se le desgasten las letras del teclado. Y es que te puede estar contestando a ti o al vecino del tercero en el ascensor. Descuida, que luego te enteras por sus redes sociales que ha ido tía, tiene un nuevo trabajo, ha llevado el coche a arreglar la semana pasada, y las lentejas del lunes le han sentado mal. Y no, no te llama, nunca. Dale gracias que te responda una vez al mes, cuando las estrellas y los planetas se alinean en la galaxia.

amiga no me llama

Tercera señal: tiene mil y una excusas para no quedar contigo. Al principio (lo que llamaremos “La primera etapa”) serán excusas más convincentes y tú, que no tienes la más mínima idea de por qué no querría no quedar contigo, pues te las crees. Claro, que luego empiezan a sonar muy repetitivas, y da lugar “La etapa de la imaginación” (o segunda etapa) en la que no tienes muy claro si realmente va a cazar ñus en Kenia o es que no quiere quedar contigo. Pero tú sigues dándole un voto de confianza porque, al fin y al cabo, es tu amiga. Y por último, llega “La tercera etapa”, en la cual directamente o no te contesta o te dice que no puede quedar sin darte ningún tipo de explicación. Ante esto sólo puedes hacer dos cosas, seguir engañándote a ti misma, o empezar a sospechar, más que nada porque te dijo que no podía quedar y ha subido fotos a Facebook de esa noche de fiesta.

ex amiga

Por lo que tu “amiga” desaparece. Al principio estás triste y confusa, posteriormente sientes rabia y más confusión, pero finalmente te dejas llevar por el pasotismo. Porque te das cuenta que tú has hecho lo posible porque, al fin y al cabo, si desaparece sin decir por qué, si tiene un problema y no lo ha querido solucionar, ¿realmente es una amiga? Y porque tal vez, algún día, llegue a sus manos una foto vuestra de Tuenti, cuando Justin Bieber aún no parecía ex presidiario, ni Miley Cirys chupaba martillos, ni resumíamos nuestras opiniones en 140 caracteres. Sí, tal vez la vea y se dé cuenta que a los amigos hay que cuidarlos, que hay que ir con las opiniones por delante y no dejar que nadie interfiera en ellas, y que no encontrará a una amiga como tú. Tú, sin embargo, eso ya lo sabes.

Anuncios

10 thoughts

  1. Me estaba viendo yo reflejada en este post, ¿será que siempre hay una o muchas amigas así? Con el tiempo se asimila, y con más tiempo aún la vida te la trae de vuelta y es entonces cuando de verdad te reconcilias contigo misma, y ya te da igual por qué desapareció. Eso me ha pasado a mí. Un abrazo

  2. Yo creo que todas las personas que pasan por nuestra vida, cumplen un cometido. A veces, llamamos amigo a una persona que no nos ve como amigo como nos gustaría. Por ejemplo, coincides en la misma clase y tenéis afinidad, luego la vida os separa y desaparece y no da señales de vida. A mi me pasó con una “amiga del insti” yo tomé la decisión de ir a la universidad, ella de trabajar, la llamé y la rellamé pero no daba señales de vida, que estaba muy ocupada trabajando. Como si ir a la universidad y estudiar no fuera una ocupación. Pero, por el bien de la amistad, la llamaba para quedar a tomar un café y mantener el contacto y apoyarnos. PUes, no…era demasiado ilusa. Cierto día, coincidí con ella en la parada del autobus, no sé acercó a mí, fui yo. Empecé hablar y a tratar de “saber qué pasó” sin ser muy directa. Sabéis lo qué me dijo? Que como yo había ido a la universidad, pues que no querría mantener contacto con ella…vamos a ver…qué la estuve llamando…Pero, ella pensaba que ir a la universidad era de triunfadoras. Así qué por sus prejuicios, la amistad se acabó. Me dí cuenta que amiga no era, aunque yo sí la consideraba como tal y pienso que no se me subió para nada los humos por ir a la universidad. Siempre quise quedar, incluso la llamaba por su cumple, nunca hablaba de mí, siempre me interesaba por ella, no sé de dónde sacó que por ir a la universidad ya estaba en otra onda. Qué poco me conocía!…En fin…a lo largo de mi vida, también me he alejado de personas que sólo hablaban de si mismas. Ellas piensan que yo era envidiosa…lo que yo creo es que monopolizar la conversación en detrimento del otro no es lo que considero una relación de igual. Y sí, por esa razón me he alejado. Por suerte, he encontrado amigas, que aunque no estemos en contacto todo el día, si quedamos para tomar un café y ponernos al día, y llevan vidas muy distintas a la mía, pero cuando me va bien, se alegran sinceramente y si me va mal, me apoyan y no me dejan sola y si no pueden…siempre recibo un bonito mensaje que me hace sonreír…y es que la amistad, la verdadera se cultiva con pequeños detalles y con generosidad.

    1. Muchas gracias por tu comentario, desde luego, las escusas que te plantan y los motivos a los que recurren para argumentar por qué se han distancia no tienen ningún tipo de sentido. De algún modo pienso que lo que tratan es de autoconvercerse ellos mismos, que tuvieron un motivo para alejarse cuando no lo tenían. Lo que está claro es que llega un momento que te cansas y te das cuenta que no merece la pena, con toda la tristeza del mundo. Especialmente cuando comparas con otras amistades, y ves lo que ellas sí te aportan. Un abrazo muy grande.

  3. Supongo que sí, que todo el mundo ha pasado por eso alguna vez en su vida, pero tengo algo que añadir: que alguna vez nos toca a nosotros asumir el papel de malos en la película. Me veo reflejada en tus palabras, en vivir esa experiencia pero también conozco el otro lado de la moneda. No es tan nítida la imagen, pero estoy convencida de que alguna vez también lo he hecho. Perder una amistad por mi culpa, digo. Ser esa que pone excusas, pensando que siempre va a estar ahí o pensando que esa persona no es importante o yo qué sé, simplemente no le das tantas vueltas cuando haces daño a alguien como cuando te lo hacen a ti. Pero al final acaba llegando un punto en el que por alguna razón, necesitas a esa persona. Y no hablo de favores ni nada por el estilo, simplemente un día ocurre alguna tontería que te hace acordarte de esa persona y cuando intentas recuperar el contacto te das cuenta de lo imbécil que fuiste.
    Espero ser la única (…) que lo ha hecho, aunque no me sienta orgullosa.

    Un beso, guapa.

    1. Toda la razón, también tenemos que verlo desde el otro punto de vista, y puedo decir que probablemente no me haya portado tan bien con alguien como se merecía, o que tal vez lo haya hecho sin darme cuenta. Pero en este caso, estamos hablado de algo más consciente. Lo que siempre hay que intentar es, si decides no tener más contacto con esa persona, si te ha hecho daño y vas romper la relación porque así lo quieres, es el menos decírselo. Dar una explicación. Puedes tener más o meno razón, pero el no saber qué ha pasado creo que es lo peor de todo. Muchísimas gracias por pasarte, un abrazo muuy grande.

  4. Me encanto. ¡Tan cierto! Pero si se fue del camino es porque ya tenia que hacerlo pero mientras lo procesas es triste. Aunque yo siento que si se van de esa manera es porque o la amistad nunca existio o no estuvo bien cimentada ¡Saludos!

Comparte macarrones

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s