Somos muy de indignarnos por todo

Lo hablaba hace un par de días con unos compañeros. Que últimamente somos muy de darnos por aludidos y sentinos dolidos por todo lo que vemos y oímos. Qué implicación, qué sufrimiento, qué de quejas que campan a sus anchas a diestro y siniestro. Qué angustia de vivir.

indignacion en twitter

Que hemos leído algo en una entrevista, en el telediario, en un programa de la tv, en un video en Youtube, quién sabe.  Que, puede, no tenga nada que ver con nosotros, tal vez hable de algún tema del que no tenemos ni idea, pero he leído algo en Facebook, y oí a unas señoras hablar de ello en el autobús, y ya me considero toda una experta. Así que, sí, hemos oído algo por ahí, que no sabemos en qué contexto se ha dicho, ni con qué tono, intención, ni cuándo, a quien, ni por qué. Pero estamos total y absolutamente indignados. Y si no, puedes ver mi perfil de Twitter, que está que echa humo.

De verdad, no sé si es por eso de buscar el morbo, porque, no nos engañemos, meterse con el vecino de turno ya no tiene tanta gracia. Así que buscamos nuevas víctimas, y los medios de comunicación nos lo ponen fácil. Somos esos depredadores en busca de sus presas, ingenuas y bocazas, que tienen la mala suerte de meter la pata en público. Y parece que nos gusta sacarle a todo la puntilla, coger esa frase inadecuada y llevarla al extremo. Buscar sinónimos, relaciones con el pasado de su interlocutor, con sus antepasados, la forma en que camina, y esa forma tan rara de mirar cuando le da el sol de cara. Vamos, todo lo necesario para apoyar nuestras acusaciones. Porque es total y absolutamente indignante lo que ha dicho ese individuo. Y después de dejar clara mi postura en Twitter, voy a buscar memes para poder abarcar todas las redes sociales y no dejar lugar a duda.

quejas redes sociales

En fin, que es verdad que hay que pensar antes de hablar (aunque todos alguna vez hemos pecado de charlatanes), y sobre todo si tienes un cargo público, si eres famoso, o si tienes alguna persona detrás que quiera sacar partido. Pero todos somos humanos, está bien eso de echarse unas risas, sin embargo, en ocasiones, no somos conscientes del estrés y el malestar que generamos a esa persona que, por cierto, también tiene familia. Ah, y sentimientos, pero bueno, nada, eso es secundario.

Nos da por hacernos los graciosos en las redes sociales, tocando temas de los que no tenemos ni pajolera idea, hiriendo a personas así porque sí, al libre albedrío. Nos da por viralizar información sin contrastar, y por darle más importancia a detalles tontos, cuando tenemos cientos de problemas mucho más importantes. Sí, es divertido, pero hay que encontrarle un equilibro y buscar algo de esa empatía que se ha perdido, por eso de que nos hemos vuelto todos muy expertos pero también muy frívolos.

facebook criticas quejas

Además, estar indignado todo el día es agotador. Se me acaba la batería del móvil de tanto twittear, y tengo desgastada la tecla de las mayúsculas y las exclamaciones. ¡¡BASTA YA!!

Qué contentos tienen que estar los de Lepe con todo esto, descansando tranquilos en sus casas.

Anuncios

4 thoughts

  1. Yo creo que el problema está en que es más fácil criticar/hablar de otros que de nosotros mismos. Eso de rascar en nuestro interior y sacarnos los peros no nos va, pero a los demás se nos da muy bien…

    Es una lástima, en lugar de buscar sinergias y puntos de unión, buscamos la diferencia para criticarla.

    Aprovecho para felicitarte por ser finalista en los premios 20 blogs. ¡Totalmente merecido! Mucho ánimo y a seguir compartiendo con nosotros tus interesantes reflexiones.

    ¡Besotes grandes! Y muy feliz semana 😉

    1. Eso es, todos hacemos algún comentario (para qué engañarnos) pero a veces nos motivamos y nos dejamos llevar, sobre todo cuando hay algún programa de televisión que de caña.

      ¡Muchas gracias por lo del 20Blogs! La verdad es que me ha hecho mucha ilusión 🙂 Un abrazo enorme Patri

  2. Más que indignarnos por todo… creo que nos gusta más sacar las faltas de los vecinos que las nuestras propias. Y es una verdadera pena. Me parece que deberíamos buscar más puntos en común. Al fin de cuentas todos somos humanos, nos equivocamos, cometemos errores. Y quien no lo haya hecho en algún momento, qué tire la primera piedra. Un besito grande y me encantan tus reflexiones 🙂

Comparte macarrones

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s