Historia de agosto: “Se terminó para siempre”

Esta vez nos despedimos en serio. Es una de  esas veces que sabes que será la última, que no habrá una llamada la mañana siguiente, que se terminaron los mensajes durante el día, que ya no existirán más visitas inesperadas, ni cartas entregadas, ni cenas planeadas, ni viajes soñados. Que simplemente ese fue el último abrazo que, aunque duró pocos segundos, pereció durar toda una eternidad.

352bdd14337dd9fbd4278f9b1110cf81

Que esta vez fue de verdad, porque las veces pasadas siempre dejábamos un asunto pendiente para volver a retomar lo nuestro. Pero hoy nos encargamos de cerrar todas esas puertas que muchas veces dejábamos entreabiertas con la excusa de tener que regresar a cerrarlas.

Hoy pusimos un punto final a todo ese libro que escribimos durante días, meses y años. Después de releer cada capítulo buscando en qué nos habíamos equivocado para que en el siguiente no cometiéramos el mismo error, por fin decidimos dejar de escribir historias. Cada vez las contábamos peor, porque nos aferrábamos a un cuento de hadas que todo el mundo juzgaba pero que solo tú y yo sabíamos.  Que no dejábamos que nadie tomara una pluma para que nos ayudara a cambiar el rumbo de nuestro libro, simplemente éramos egoístas, y no queríamos que lo que era nuestro fuera de alguien más.

1c86a3030be731d8352d6828e90f7de2

Tal vez ya estábamos cansados de volver a reconstruir todo aquello que estaba roto desde hace tiempo.

O simplemente necesitábamos un respiro, de esos que tomas cuando terminas de hacer ejercicio, con toda profundidad, sin pensar en nada más para recobrar el aliento. Tal vez solo necesitábamos tiempo, tal vez solo un instante o tal vez una vida entera. Tal vez esto era justo lo que pedíamos para dejar de autodestruirnos luchando por algo que estuvo muerto desde hace meses pero que ninguno de los dos quería dejarlo ir.

84d456053eaa38efbb8419345f43ef74

No sé si fue la mejor manera de decir adiós pero debo reconocer que pudo haber sido peor. Todo se terminó tan rápido y sin esperarlo pero si hubiera sido más largo, el dolor nos habría devastado. Simplemente, en una noche fría de invierno, nos despedimos prometiendo que en algún momento la vida nos volvería a poner en el mismo camino.

Pero la mejor parte de todo es, como decía mi abuela, “donde una puerta se cierra, otra se abre” y tal vez aún no he llegado a abrir la correcta. Por lo pronto, sé que ambos logramos cerrar esa puerta que tenía nuestros nombres escritos. Por eso, después de una larga historia y un corto final, es momento de seguir adelante.

Fdo. F

Anuncios

8 thoughts

  1. Ainss… Justo ayer ponía punto y final (supongo que de forma definitiva) a una relación que se basó más en “esperas” que en “llegadas”.
    Hoy me desperté tan vacía… pero con una pincelada de libertad. Ojalá consiga cerrar esta puerta y tirar la llave.
    Gracias por tus textos.

  2. ¡Buenas!
    Antes que nada, quería decirte que llevo algún tiempo leyendo este bellísimo rincón gracias a las casualidades de la vida que me hicieron descubrirlo, pero nunca me había animado a comentar. Hoy lo he hecho porque quiero que sepas que admiro mucho la manera en la que escribes, creo que consigues descifrarte a través de las palabras y escribir sobre lo que sientes de una manera tan natural, sincera y profunda que consigues llegar directa al alma y transmitir un montón de cosas bonitas. Además, me encanta el nombre del blog, las imágenes y el diseño. Así que creo que, en conjunto, es pura perfección. Y no es simple palabrería, en serio, tienes un rinconcito increíble.
    En cuanto a este post, me ha parecido muy triste pero precioso al mismo tiempo. A veces, cómo diría Sabina, es triste que al punto final de los finales no le sigan los dos puntos suspensivos. Pero en ocasiones dejarlo ir es la mejor opción porque, como escribes, donde una puerta se cierra otra se abre y hay que seguir adelante. Una vez una profesora de filosofía dijo que lo más bonito que había escuchado es: «te quiero tanto que puedo dejarte ir». Y me parece que esa es la actitud que debemos tener al acabar con una relación.
    Gracias por hacerme pensar, sentir, emocionarme. Ha sido un auténtico placer regresar.
    Ah, por cierto, he creado un blog hace muy poco y sería un honor que le echaras un vistazo. Pero vamos, que si no quieres, no pasa nada. Yo, con haberme dejado caer hoy por aquí, ya estoy más que satisfecha.
    Un abrazo, sé muy feliz ♥

    1. ¡Muchas gracias! Me alegro que te hayas decidido a comentar y que te guste el blog 🙂 La verdad es que me queda muucho por aprender y muuchas horas que invertir en él, pero como bien dices, sólo el hecho de que a alguien lo disfrute me merece la pena 🙂 Yo, desde luego, ¡siempre lo hago!
      No dudes que me voy a pasar por tu blog, estoy segura que también crearás tu propio rincón en el que sentirte como en casa. Un abrazo enorme 🙂

  3. me ha super encantado este post. Me ha pasado EXACTAMENTE lo mismo , hace 3 días…y es muy duro y triste, aceptarlo todo, es chocante.. Sabes que siempre va a haber nuevas oportunidades, hasta que llega un dia que es diferente, más frío, y te recorre un escalofrío x dentro y sabes que esa si. esa es la ultima vez q le volverás a ver…y que va en serio.. muy emotivo y profundo.

    1. Muchas gracias Nuria. Como bien dices, es un momento muy duro, y antes de aceptar que ha llegado el fin siempre hay una etapa de negación porque sencillamente estás en shock. Lo bueno es que después de la tormenta, siempre sale el sol. Me alegro que te haya gustado, ¡un abrazo enorme y que todo vaya muy bien!

Comparte macarrones

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s