Es educación, no machismo

Hace unos días estaba debatiendo con unos compañeros sobre un artículo que publicó El País hace unas semanas, sobre si es o no machista decirle a una compañera de trabajo que está guapa.  Aunque sé que es un tema controvertido que ahora está dando mucho que hablar, me he decidido a escribir unas líneas, porque hemos llegado a un punto en el que ya no se diferencia entre machismo o educación. Y eso es una faena.

Antes de nada, dejar claro que condeno al machismo, si no podéis leer algunos de los comentarios de este post. No tienen pérdida, pura poesía, ¡quién nos mandará volver a casa andando a las tantas! Pero bueno, ese es otro tema.

machista feminista

El caso es que, aunque muchos y muchas lo nieguen, seguimos viviendo en una sociedad machista. ¿Hemos avanzado? Sí ¿Aún nos queda mucho que avanzar? Pues mucho me temo, que también. Vamos a ver, más de un 33% de los jóvenes piensan que está bien que los hombres salgan con muchas mujeres pero no al revés. En fin, toc toc, soy el siglo XXI y estoy aquí para darte una hostia de realidad. Pero sumado a este problema, se ha extendido una especie de “feminismo” de pacotilla, que más bien podríamos llamarlo hembrismo, que nos está haciendo un flaco favor a los que sí queremos la igualdad. Y me he visto debatiendo sobre si invitar a una copa, ocupar más en los asientos del metro, o abrir la puerta a una mujer, es o no machista.

actitudes machistas

Y aquí es donde quería llegar. Hay actitudes que dependen únicamente de la educación. Si una persona llega antes a mi portal y me abre la puerta, no voy a indignarme porque sea un hombre, si la próxima vez llego yo antes, seré yo quien la abra. Si un chico me invita a una copa en el bar, pues depende de la situación, quizás la última vez le invité yo. Y si estás en el metro con las piernas abiertas ocupando más espacio, me parece una falta de educación, porque me parece igual de mal que te sientes como si estuvieras en el sofá de tu casa,  o que coloques las bolsas de la compra en el asiento de al lado habiendo gente de pie. Pero me da igual que seas hombre o mujer, si haces diferencias por ese caballerismo casposo tan pasado de moda, te animo a que también lo hagas con los hombres (la puerta pesa lo mismo).

Antes de nada, chicos y chicas, mujeres y hombres del mundo, deciros que no os lo toméis como algo personal, que somos muy de indignarnos por todo y oye, no deja de ser una opinión. La educación es la base de todo, ni los hombres tienen la culpa de todos los males que suceden, ni las mujeres son una victimistas feminazis. ¿La violencia machista existe? Sí, pero la violencia hacia los hombres también. ¿Qué la primera es muy superior a la segunda? Pues sí, y lejos de solucionarse, va en aumento, por mucho que nos joda.

mujeres machistas

Que nos estamos haciendo mucho daño, con esto de que si te quejas de alguna actitud machista lo primero que se contesta es: ¡y las mujeres qué! Si hablas en femenino, te dicen ¡y los hombres qué! Lo sé, todos somos culpables, pero vamos a tirar de eso que llaman educación, a ver si lo solucionamos hablando.

NOTA: En mi trabajo somos muy de decirnos todos lo guapos que estamos, porque no tenemos abuela y nos alegramos el día. Probadlo, es gratis.

Anuncios

14 thoughts

  1. Tema controversial si los hay, ¿de qué país sos? En Argentina el tema está “en boga” con todo esto del “ni una menos”. Lamentablemente pareciera que mientras más se manifiesta, más femicidios ocurren, o más femicidios salen a la luz (realmente es una cosa de todo los días, es alarmante ya). La verdad no sé cuál es la solución ni la forma correcta de actuar, estamos en una época de cambios, eso es seguro. ¿Funcionarán? Tampoco lo sé.

    1. En España la situación es similar, es cierto que el caso de Argentia ha conmovionado de forma internacional, pero aquí cada día sale una noticia similar. Tampoco tengo claro qué podemos hacer al respecto, pero sí que sé que se debería empezar por la educación y el respeto. Espero que algo funcione, porque la verdad es que las cifras son tremendas. Muchas gracias por tu comentario 🙂

  2. Interesante análisis de una situación muy peliaguda. Ojalá tuviéramos una varita mágica para poder luchar contra esta lacra que sigue castigando el siglo XXI. Y es que, a veces, nos olvidamos de que por mucho avance científico que tengamos, también tenemos que avanzar en lo espiritual, mirar dentro de nosotros mismos y actuar.
    Hay gente que ya lo va haciendo, y vive acorde a ello. Lamentablemente muchos todavía siguen estancados.

  3. Partiendo de que el hembrismo es como los unicornios que no existen, pues sí, todo genial. Básicamente y de forma muy breve, porque no hay un sistema político, económico y social que lo sustente. Al igual que es horrible el término feminazi (se compara el holocausto nazi con la liberación y empoderamiento de la mujer!!!!).
    No me gustan los artículos sobre feminismo liberal para contentar a los cuatro tíos que son de decir “flaco favor le haces”.

    1. Sin ánimo de sembrar polémica, y sobre el término “feminazi”: No se está comparando el holocausto. Desde hace bastante tiempo y sobre todo en forocoches se usaba el término “nazi” como radical en algo: “Este tío es muy nazi”, es una frase muy usada. Al tiempo crearon el término feminazi para llamar a las feministas radicales, de manera peyorativa. Puede no gustar el término, pero mujer no es de recibo comparar a una feminista con el holocauto :).

  4. Suscribo cada palabra escrita en este artículo, opino lo mismo y no sabes que bien sienta que a la mañana los compañer@s de trabajo te digan lo guapa que estás, a mi me alegra el día y jamás he pensado que podía tener ningún matiz machista

  5. A mí como hombre me cansa mucho el tema. Me parece que es un debate abierto por esas “hembristas” que comentas y que no lleva a ninguna parte. Yo dejo pasar en el ascensor, cedo mi sitio en el metro, de vez en cuando invito a cenar y sujeto las puertas, por pura educación, no porque considere que mi sexo es superior al otro. Creo que es algo que nos hemos ganado como sociedad, que hemos aprendido y que no debería perderse en este lento camino hacia la igualdad.
    Para mi el ejemplo perfecto es Emma Watson y su discurso en las Naciones Unidas. La igualdad comienza por ambos lados y teniendo en cuenta al hombre.
    La situación ha de mejorar hacia la igualdad, no hacia lo que tenemos ahora cambiando los pesos.

  6. Tienes razón en que hay personas que no saben diferenciar la educación del machismo o feminismo. Hay que dejar de ver el sexo y centrarnos en que somos personas humanas, antes que hombres o mujeres.

  7. En el odio no hay amor, y sin amor no hay progreso ni libertad. Para amar a otros primero hay que amarse a uno mismo, y claro, si esto segundo no pasa, al final se genera odio y rabia. En este caso, centrándome en el tema, la distinción entre machismo y feminismo es clara.

    Son ideales, y los ideales no permiten trascender en pensamiento… Con ello surge una guerra constante y sin sentido, producto de dichos ideales y creencias.

    El problema puede residir en la gente que organiza estos pensamientos. Pensamientos que ponen en contra a unos y otros, y así será imposible lograr paz y tranquilidad en las personas, y mucho menos en uno mismo.

  8. Por fin alguien escribe lo que yo siempre pienso y no digo para que no me tachen de machista (soy mujer y sí, si no eres feminista, eres machista, el mundo es así de sencillo según algunas personas)

    Encantada de haberte encontrado por la red.

Comparte macarrones

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s